martes, 28 de octubre de 2008

Crítica en "Storm Guitar"




Mariano Márquez ST.

Ocho temas autoproducidos, es lo que gratamente nos encontramos en "Steel Symphony", el trabajo más laureado del guitarrista Berciano Víctor de Andrés, un disco que se puede descargar, incluida su portada, thanks y covers, gratuitamente desde su web oficial y su myspace.

Es un "cd" con una frescura digna y el toque de un maestro de las cuerdas de acero, si bien su producción dista de la producción alcanzada por reputados guitarristas extranjeros, no se separa de las producciones nacionales en su género, pese a ser grabada con instrumenos que no son reales y sin el apoyo de más músicos y personal cualificado, siendo Víctor de Andrés el único implicado en su propio proyecto.

Temas del Disco.

Steel Symphony - Victor de Andrés (2008)
1.Vento Del Mare
2. Overture March
3. 1st Movement: Terrifying Scream
4. 2nd Movement: The Barbarian Song
5. 3rd Movement: Darkness
6. 4th Movement: The Hill’s calling
7. Mi pequeña Esperanza
8. X-Plosion


Los temas nos introducen uno por uno hasta llegar al final de la estructura sinfónica, una fórmula utilizada por grandes autores clásicos como Vivaldi o Mozart, algo muy bien ideado, con toques que nos recuerdan los géneros musicales del folk, rock y heavy metal, bien planteados y con un gran dominio de los mismos, lo que demuestra que la clase y experiencia de "VDA", no viene de un corto camino de estudio de escalas exóticas únicamente.
Para finalizar la obra encontramos dos temas exentos de la misma, una preciosa balada con dedicatoria y un tema frénetico de cierre, al mas puro estilo "tuerce dedos"

Desde el punto de vista planteado podemos hablar de una carencia en la producción, de dicha obra leve y perdonable, pese a no estar esta ala altura de los grandes solistas afamados, no solo tiene un sonido bastante decente, si no que es mas escuchable que muchas producciones discograficas estatales y una muy buena produción "maketera".

La composición es muy fresca y moderna, con unas melodías acertadísimas y una técnica sobresaliente.

La interpretación rebosa notas de "feeling", las cuales nos transmiten grandes sensaciones, es aqui donde estre proyecto toma su fuerza y alcanza su climax.

El disco se puede resumir en que nos encontramos ante un guitarrista con una pulsación y talento desbordantes, que con un buen productor y un presupuesto acorde a las espectativas creadas, haría las delicias de los oidos mas selectos.